Importantes cambios para los alojamientos rurales de Castilla y León

El 2 de marzo de 2014 entró en vigor el Decreto 75/2013, de 28 de noviembre, por el que se regulan los establecimientos de alojamiento de turismo rural en la Comunidad de Castilla y León, convirtiéndose así en la primera comunidad autónoma que regula los alojamientos de turismo rural por categorías.

Sin duda la principal novedad de esta norma es la catalogación de este tipo de alojamientos dentro de las figuras de Casa rural, Hotel rural y Posada, así como sucategorización en cinco niveles distintos de sus instalaciones, equipamientos y servicios, y que estarán representados por estrellas verdes, a imagen y semejanza del resto de establecimientos de alojamiento turístico. Al margen de esta importante novedad, esta norma regula también el régimen de funcionamiento de los establecimientos de alojamiento de turismo rural en todo lo relativo a la prestación de servicios, normas de funcionamiento, sistema de reservas, precios, facturación o acceso a la información por parte de los usuarios.

Pero el decreto también impone importantes obligaciones a los titulares de estos establecimientos, que tendrán que “categorizarse” según lo mencionado en el párrafo anterior presentando la correspondiente declaración responsable en el plazo de un año desde la entrada en vigor del decreto. Esta presentación, que afecta tanto a establecimientos rurales nuevos como a los ya existentes, deberá realizarse a través de un formulario normalizado y podrá tramitarse de forma electrónica.

 

La consecuencia de la no presentación de la declaración responsable  en el plazo mencionado así como el incumplimiento del resto de requisitos contemplados en la normativa no es baladí, ya que supondrá la pérdida inmediata de la condición de establecimiento de alojamiento turístico, procediéndose de oficio a cancelar su inscripción en el Registro de Turismo de Castilla y León.

 

En consecuencia, consideramos relevante informar de los cambios introducidos en la normativa a los titulares de estos establecimientos de turismo rural, un sector de vital importancia para el turismo en Castilla y León, y que es líder a nivel nacional. Por eso, desde Vicente & Matanza, nos ponemos a su disposición, y estaremos encantados de asesorarles sobre los requisitos de obligado cumplimiento introducidos por este decreto así como, si lo desean, tramitar y presentar toda la documentación necesaria.

 

(Juan Vicente de Pedro)

Escribir comentario

Comentarios: 0